Redes Sociales

Alerta Amazonía

  • Purús: biodiversidad y buen vivir, una oportunidad para el Perú
Haz tu denuncia aquí

Blog

Vigila Amazonía Blog

Ver más

Publicaciones


Buscar Publicaciones

Alternativas para la Amazonía

Lo más Buscado

¿Ya forma parte de
Vigila Amazonía ?

Eventos

LA PARTICIPACIÓN EN COSIPLAN (IIRSA). Herramientas y metodologías de gestión aplicables a la cartera de Proyectos

Fecha : 2014-09-25

Hora : 05:30 AM

Lugar : Hotel Sol de Oro, Sala Empresarial I, ubicado en Calle San Martín 305, Miraflores

Ver más

Casos Emblemáticos

Pizarrón Normativo

Camisea

Presentación

Datos del Proyecto
Ubicación: Cusco.
Reservas probadas: 8.8 TCF
Concesionaria:

Exploración y explotación: Consorcio Camisea

Transporte: TGP

Exportación: Perú LNG

Estado (05/2011): En explotación

El proyecto Camisea está ubicado en la Cuenca del río Urubamba, en la parte amazónica de la región Cusco y su yacimiento está conformado por los Lotes 88 y 56. Se superpone sobre parte de la Reserva Territorial Nahua, Kugapakori, Nanti y otros, que protege Pueblos Indígenas en Aislamiento.

Camisea es sin duda un proyecto emblemático para el Perú, pues es uno de esos casos que aparecen en nuestra historia en un tiempo de escasez (crisis energética mundial) y se convierten en una oportunidad para nuestro país. Ello porque el Perú como país dependiente de la importación de combustible y de la variación mundial de los precios del petróleo, veía como una oportunidad que el gas de Camisea nos brinde la seguridad de que tendremos energía a largo plazo e impulse el desarrollo de nuestra sociedad, mejorando los estándares ambientales y sociales de las actividades extractivas.

No obstante, el Proyecto Camisea ha mostrado en su primera fase la necesidad de que el Estado establezca  un conjunto de medidas que reduzcan o eliminen los impactos sociales y ambientales generados durante la construcción y operación del Proyecto e intente mejorar los estándares técnicos para limitar y mitigar, entre otros, estos impactos:

  • La perforación de pozos ubicados en una Reserva Territorial a favor de pueblos indígenas en aislamiento voluntario o contacto inicial Nahua, Kugapakori, Nanti, y otros.
  • La construcción de la planta separadora de gas e instalaciones asociadas en la misma zona (Planta Las Malvinas).
  • La construcción y operación de dos ductos con extensiones de 650 y 700 Kms hasta la costa al sur de Lima, atravesando tierras de pueblos indígenas, ecosistemas altamente sensibles y otros ámbitos de similar importanciaLa construcción de una planta de fraccionamiento en la zona de amortiguamiento de la única área natural protegida marino – costera del país (Reserva Nacional de Paracas).

Un poco de historia

  • 90’s: Después de que la empresa Shell dejara los lote 88 de Camisea con una inversión de más de $500 millones de dólares, el Estado peruano se convirtió en dueño de este gran yacimiento sin que le costara un centavo. Gracias a esta situación se pudo negociar que el precio del gas de estos lotes sea barato.
  • 2000: Se firmaron los contratos para la explotación, transporte y distribución del gas, con condiciones que aseguraban que el gas de Camisea abastezca a Perú a largo plazo. Esto cambiaría dramáticamente.
  • 2006: Hacia este año ya se había quitado la cláusula que aseguraba que se reserve cada año gas suficiente para Perú para los siguientes 20 años antes de pensar en exportarlo y se había destinado parte de las reservas del Lote 88 (inicialmente para Perú) Para la exportación: En total 4.2 TCF, casi la mitad del total de reservas probadas (8.8 TCF). Adicionalmente, se ha destinado la totalidad de las reservas del lote 56 para la exportación, que hasta la actualidad suman la cantidad de 2 TCF.
  • 2009: Un estudio de la Gaffney, Cline & Associates determinó que las reservas probadas eran 8.8 TCF, de las cuales 4.2 TCF, casi la mitad de las reservas se ha comprometido para la exportación.
  • 2010: El ejecutivo ordenó a Perupetro renegociar el Contrato de Licencia de Lote 88 para destinar la totalidad de sus reservas al mercado interno, sin embargo, hasta el mes de junio no se ha llegado a ningún acuerdo de renegociación con la empresa Pluspetrol, operador del proyecto Camisea. Sin embargo, mediante un plan de acción, las empresas que conforman el proyecto Camisea se comprometen frente al Estado peruano a aumentar sus inversiones para encontrar una mayor cantidad de reservas y aumentar la infraestructura de transporte y procesamiento.

¿Le conviene al Perú?

Camisea y reservas

En el año 2009 la Consultora Gaffney, Cline & Associates, contratada por el Consorcio Camisea, certificó que en el yacimiento de Camisea existían  8.8 Trillones de Pies Cúbicos (TCF) de gas natural. No obstante en el año 2010, una consultora distinta, la Netherland, Sewell & Associates, contratada por el Ministerio de Energía y Minas, dio una cifra diferente e indicó que existían 11.2 TCF. El Consorcio Camisea reconoce la primera cifra (8.8 TCF).      

Existe un gran vacío legal en la Ley General de Hidrocarburos por el cual no se ha determinado quién debe certificar las reservas probadas. En nuestra opinión debería ser el Ministerio de Energía y Minas, como ente que fija los lineamientos de política y planificador en el sector. Asimismo, la Ley tampoco establece la obligación de tomar deciones en base a la cantidad de reservas certificadas.     

Frente a la situación de las reservas de Camisea, surgen 2 problemáticas:      

  • Las reservas de gas natural del yacimiento Camisea se comprometieron para la exportación en el año 2006, cuando aún no se habían realizado estudios que certifiquen qué cantidad de reservas que tenía el yacimiento, es decir, comprometimos gas para exportar antes de saber a ciencia cierta cuánto teníamos.
  • Con la cantidad de reservas certificadas que hay actualmente (8.8 TCF), no hay capacidad para abastecer con mayores cantidades de gas a otros consumidores y mercados regionales.

Entonces, cuántas y quiénes son las empresas a las que se le ha comprometido casi la totalidad de las reservas probadas del gas de Camisea, según la Gaffney, Cline & Associates:


Sector Empresas con contratos Cantidad de gas (TCF)
Industrial

Aceros Arequipa

Alicorp

Cementos Lima

Cerámica Lima

Cerámica San Lorenzo

Corporación Cerámica

Irradia

Minsur

Owens Illinois

Sudamericana de Energía

1.73
Planta
Termoeléctrica

Edegel

Egesur

Enesur

Enersur Expansion

Kallpa Generacion

Kallpa Generación Expansion

Egasa

1.425
Distribución

Cálidda (Lima y Callao)

TGI (Ica)

1.788
Petroquímica

CFI (Úrea)

Petroquímica (Nitratos del Perú)

1.245
Proyecto de
Exportación
Perú LNG
  4.088
  TOTAL   8.717

Fuente: Gaffney, Cline & Associates

De cuadro, se puede extraer, que del total de la reservas probadas que certificó Gaffney, Cline & Associate, (8.8 tcf) prácticamente la totalidad ha sido comprometida mediante contrato (8.717) por lo que no existiría mayor cantidad de reservas que se pudiera contratar. Una de las soluciones serian que los consumidores contraten el gas de otro posible lote que haya hecho declración de descubirmiento comercial, pero con la atingencia, que podría comprar esa gas a un precio mucho mayor, o caso contrario, destinar las reservas de PERU LNG para el consumidor nacional, y que por el contrario, comercio con el gas de otros lotes de hidrocarburos y no del lote 88.

Camisea y Exportación

El ducto que transporta el gas de Camisea, lo pagaron todos los peruanos mediante un cargo en sus recibos de luz por concepto de Garantía de Red Principal. Se llegó a pagar desde noviembre de 2002 hasta fines del 2009 por dicho concepto alrededor de  400 millones de dólares, sin embargo, PERU LNG, empresa que exporta el gas de Camisea, utiliza el dicho ducto para transportar su propio gas para la exportación.   

Como consecuencia, el ducto sólo transporte el 40% de su capacidad para el mercado nacional, ya que el 60% restante lo utiliza PERÚ LNG. Los consumidores nacionales  reciben menos gas del esperado. El Estado ofreció este derecho de uso sobre el ducto de TGP sin ningún beneficio a cambio (contraprestación) y peor aún perjudicando el abastecimiento interno.

Camisea y planificación

El problema de Camisea, más que ser sólo un problema legal, de reservas, o de mal diseño del proyecto o de negociación con nuestros recursos naturales, es consecuencia de un problema mayor que es la falta de planificación energética.

Se distribuyó el gas sin saber primero cuánto teníamos o cuánto necesitábamos a largo plazo: (Las reservas de Camisea se comprometieron desde el año 2006 sin ningún tipo de certificación) y no se conocen estudios a largo plazo sobre cuál será nuestra demanda de energía en el futuro y cómo se cubrirá esta necesidad. Los únicos documentos de planificación que tiene el Estado son Planes Referenciales tanto de Hidrocarburos como de Electricidad, que se actualizan cada 3 años, pero ninguno de ellos tiene una visión de largo plazo de por lo menos 20 años.

Por eso, el Proyecto Camisea debe ser la antesala para discutir una agenda mayor que incluya aspectos de política y planificación energética.

Camisea y los XXI Compromisos

El Estado Peruano y el BID firmaron en Septiembre de 2003 una Carta de Compromiso que contiene XXI Compromisos en materia social y ambiental que deben ser cumplidos y observados, cuya principal razón de ser es la de fortalecer la capacidad institucional del Estado Peruano a fin de poder vigilar con mayor eficacia y capacidad los impactos sociales y ambientales que el Proyecto Camisea pudiera causar. Esta Carta de Compromiso es un componente complementario al Préstamo 1441/OC–PE (Febrero 2003), préstamo que respalda el proyecto Camisea.

 Hoy en día los XXI Compromisos se encuentran en buena parte incumplidos, lo que no ha permitido una adecuada gestión del Proyecto Camisea. Se espera que en el escenario de la ampliación de las operaciones del Proyecto Camisea, las partes involucradas en el proyecto sean conscientes de asumir una nueva estrategia socioambiental para Camisea, ya que sin ella mucho de lo avanzado hasta el momento en términos socioambientales será una pérdida.   

Camisea y la Reserva Territorial Nahua Kugapakori

La Reserva Territorial Nahua Kugapakori Nanti fue reconocida por el Estado en 1990 mediante R.M. 0046-90-A6/DGRAAR para proteger a los pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario y Contacto Inicial que viven dentro de ella; no obstante, a pesar del inmenso riesgo que supone para estos pueblos el acercamiento de personas ajenos a su entorno y de los niveles de protección otorgados jurídicamente sobre ella, se permitió que el Lote 88 cruzara los límites de la Reserva y se superponga sobre parte de ella.

Lo cierto es que hoy nadie sabe hasta qué punto el compromiso de proteger a estos pueblos es efectivamente obligatorio para el Estado peruano; ya que, a pesar de que el Compromiso IV  y el DS Nº 028-2003-AG señalan la necesidad de restringir nuevas actividades extractivas de recursos naturales dentro de la Reserva  hasta que quede establecido un nivel de protección apropiado y permanente.

Vigila Amazonía | admin@vigilamazonia.com
.